Perforando el culo de la criada

Con un pedazo de monumento como Susanna en casa debe ser imposible concentrarse en la lectura y mas cuando menea su espectacular y redondo culo a pocos centímetros de tu cara pidiendo un poco de guerra.